viernes, 1 de mayo de 2015

Recalculando...

Ya en la recta final, mi cabecita va a mil; tengo mil cosas que hacer, muchas personas que visitar, y mil pensamientos que van y vienen a todo momento. No son fáciles las despedidas. No es fácil elegir dejar toda una vida atrás para embarcarse como Colón a conquistar nuevas tierras. Duelen las palabras, duele la gente. Duele que no entiendan que llegaste al punto de inflexión en tu vida. Duele necesitar un cambio tan rotundo. Duele saber que ya no hay mas nada que hacer acá.
 
Estoy mareada. Faltan 12 días. Las inseguridades me persiguen día y noche. Los miedos y las angustias no me dejan dormir. Pero me levanto y sigo frente a la pc publicando que necesito vender algunas cosas para pagar mis últimas deudas. Me levanto, y cómo un caballo miro sólo para adelante aunque no sepa que es lo que hay. Nunca tuve tanta incertidumbre junta en mi vida. Sólo sé que tengo un pasaje, que el 12 me buscan y me llevan a Ezeiza; donde voy a estar sola con mi maleta y mi alma a punto de saltar al futuro. Tengo mil sentimientos encontrados. Lloró por cualquier cosa las 24x7. Tengo un nudo en el estómago hace un par de días y no hay omeprazol que calme esa quemazón constante.
 
De golpe me doy cuenta que hay millones de cosas que quiero hacer antes de irme, lugares, gente. ¡Tengo que pararme y decirle adiós a tantas cosas! Me sorprendo viendo que hay cosas que me importan tan poco, y que otras sin embargo no. Me encuentro extrañando gente, y me regaño por haber sido tan descuidada con ellos. A la vez descubro como otras personas ya cumplieron con su paso por mi vida, y que ahora ya son sólo recuerdos. Me siento egoísta por momentos, pero sé que este cambio sólo lo puedo concretar yo. Me inspiran un montón de niñas que sigo por mi redes sociales, todas cumpliendo sus sueños en base a su propio esfuerzo. Agradezco de todo corazón a todos los que me apoyan en esto. ¡No saben cuanto los necesito! Soy como Gokú pidiéndole fuerzas a todos sus amigos para derrotar al enemigo. Necesito los abrazos, las palabras de aliento, incluso hasta un like en una foto me ayuda a confiar mas en mí, a creer de verdad que puedo.
 
Mauge Te Cuenta hoy es mi cable a tierra. Es mi refugio, donde puedo compartir y dejar salir todos mis miedos para levantarme como nueva. ¡Cómo me cuesta despegarme de la Mauge melodramática e insegura! Estoy luchando contra ella con todas mis fuerzas. Siento que estoy muy vulnerable pero a la vez más fuerte que nunca. Ya no es más mañana, es hoy, ahora. Es momento de hacer tripas corazón y seguir adelante.
 
Gracias y mil veces gracias por estar ahí. Los quiero!
/* cookies */