sábado, 7 de febrero de 2015

Extreme Makeover | El día después del caos

Ufff... Por dónde empezar? Tengo un millón de cosas en la cabeza. Últimamente converso demasiado conmigo misma, logrando llegar a un montón de conclusiones sobre mi vida, mis acciones y el porque de muchas de ellas. Una vez mas, sé que lo mejor que puedo hacer hoy es reconstruirme, recuperarme.
Primer paso: aceptación. Cumplido. Acepté que algo no andaba bien y me hice a un lado. Por primera vez en mi vida decidí no ser una enferma del control y dejar que las cosas se den como se tengan que dar. Hoy sólo me responsabilizo por mis acciones. Y a partir de hoy, voy a comenzar a ser un poco "egoísta". Necesito curarme. Descubrí heridas que tenía guardadas desde muy chica, las cuales activaron un montón de mecanismos de autodefensa totalmente erróneos en mí. No soy muy buena dejando que las cosas fluyan, menos dejando que Dios haga su voluntad. Es la verdad. Por eso ahora estoy aceptando mis errores y tengo que llegar a aprender que el mundo nunca va a funcionar como yo quiero. No es de capricho que busco tener todo bajo control. Creo que es una mezcla entre mis problemas de autoestima y una necesidad imperiosa de que nada me agarre fuera de mi eje. ¿Por qué? Porque exploto. Me dí cuenta de que no se manejar correctamente las situaciones cuando no las puedo controlar. 
También me dí cuenta de que tengo una habilidad terrible para negar las cosas que me hacen mal. Por eso, me costo muchísimo tiempo ser realmente sincera con mi psicóloga. ¿Saben hace cuanto que fui realmente honesta con ella? Hace un poco mas de una semana. Negaba las cosas porque creía que podía sola. Un pensamiento totalmente infantil, creer que una tiene la omnipotencia de Dios y que puede contra el mundo pudiendo corregir todas las cosas que están mal. Me comí el papel de la Mujer Maravilla que podía salvar a todos pero a duras penas podía cuidar de mí.
Mas de uno cuando leyó la parte de mis problemas de autoestima se debe haber quedado un poco perplejo: ¿cómo una chica que hace "pública" su vida va a tener problemas de autoestima? Saben, siempre necesite ser la mejor en todo para sentirme bien conmigo. En la escuela, en la facultad, en baile. Ser la mejor era la única manera que tenía para alimentar mi ego. Si no era así, en seguida me sentía frustrada y abandonaba. Hoy sé que no tengo porque ser así. Si Dios me creó, ¿por qué no voy a quererme? Si lo mas grande del universo late por mí. Si fui creada por Su amor, vivo gracias a Su amor, ¿por qué auto-destruirme con todas estas cosas? ¿Por qué auto-destruirnos? Siempre creí que el amor lo puede todo y lo sigo creyendo, solo que veo que mezclé amor con todas estas cosas destructivas. Llegar al punto de la obsesión, la violencia, la culpa, la negación; nada de todo eso tiene algo que ver con el amor. Por eso Dios nos dio el libre albedrío, porque de eso se trata: amar con libertad.

Dejar ir también es amar...


Porque perder el control también es recuperarlo!

Imagen: metiendoruido.com
/* cookies */