viernes, 13 de febrero de 2015

Asertividad | Win-Win

Asertividad. Inteligencia emocional. Habilidades sociales. Estos son algunos de los temas en los que me estoy empapando luego de haber leído "Mujeres que aman demasiado" de Robin Norwood. ¿De que se trata todo esto? Básicamente, de por medio de nuestro amor propio y respeto al otro y a nosotros mismos, aprendamos a ser inteligentes, emocionalmente hablando, en relación a los demás. El primer paso para lograr todas estas habilidades, es conocerse a uno mismo. Entender que sentimos y porqué. Sólo conociendo el origen de nuestros sentimientos vamos a poder entenderlos y domarlos. ¿Ante algo que nos molesta, como actuamos? Podemos responder con agresividad, pasividad o asertividad. Una persona agresiva, solo trata de ganar, sin pensar que el otro va a perder en la situación. Alguien pasivo, se muestra vulnerable, casi como eligiendo "perder". La tercer posición (no, no estamos hablando de los inicios del Peronismo en la Argentina) es la asertividad. Una persona asertiva es aquella que es capas de expresar sus ideas, defender sus derechos y respetar los ajenos, y de no imponer sus ideas; trata de llegar a un acuerdo sin caer en la manipulación, etc. Creo que a todos nos gustaría ser así, ¿no? Podría decirse que la asertividad es el win-win de las relaciones, porque ambas partes en conflicto ganan. 
Obviamente no se trata de levantarse a la mañana, mirarse al espejo y decirnos :"soy una mujer/hombre asertiva/o". Si bien puede ser un comienzo, llegar a adquirir esa personalidad es cuestión de trabajo constante con uno mismo. A mi particularmente, después de tantos años teniendo una personalidad agresiva, debo decir que apaciguar mis latigazos emocionales no es para nada fácil. Siempre es mas cómodo atacar al otro y los problemas del otro que mirar para adentro, entender nuestras emociones y problemas y resolverlos. Comprendernos a nosotros mismos es el paso número uno. Tenemos que identificar nuestras emociones, y buscar que las originó. Si sentimos ira, celos, ansiedad, o cualquiera de estas "malas emociones" es fundamental que las identifiquemos y hagamos un esfuerzo superior por respirar profundo y en cada inhalación y espiración nos entendamos y perdonemos. Es muy fácil caer en el auto enojo en esta etapa. Situación x que no puedo controlar -> exploto -> luego me enojo conmigo misma por no saber controlarme. No tiene porque ser así. Así como amamos a los demás de la misma manera que nos amamos a nosotros mismos; el perdón que damos a los demás siempre será en la misma medida que nos perdonamos a nosotros mismos.

Voy a compartir algo de una página de psicología que suelo leer:
"Cómo llegar a ser asertivo
En primer lugar debemos tener claro qué es ser asertivo y proyectar metas. Después es necesario ponerlo en práctica. Puedes llevar un entrenamiento previo siguiendo estos pasos:
  1. Empieza a respetarte y alcanza un equilibrio emocional interno.
  2. Aprende a distinguir conductas asertivas de otras que no lo son, como las agresivas o las pasivas.
  3. Identifica conductas que han de cambiarse.
  4. Descubre las situaciones que nos producen ansiedad o dificultad para expresarnos asertivamente.
  5. Elabora un plan de acción por escrito identificando las conductas agresivas y/o pasivas y reescríbelas en modo asertivo.
  6. Decide la conveniencia o no de usar técnicas asertivas según las situaciones a las que te enfrentes. Aunque siempre es la mejor opción, existen ocasiones puntuales en las que puede que no tenga eficacia.
  7. Ensaya situaciones en las que puedes responder asertivamente.
  8. Combina las palabras con la expresión gestual y corporal. A veces nuestro lenguaje corporal expresa más que el lenguaje oral.
  9. Automatiza las conductas y aplícalas a la vida real."

...

Como siempre, voy a seguir contándoles como me va con este Extreme Makeover en mi vida. Voy a intentar seguir estos pasos para aprender a ser una persona asertiva. No tanto por mi relación con el resto del universo, sino en primer instancia, para tener una relación mas saludable conmigo misma. Porque para amar hay que saber amarse!


/* cookies */