lunes, 26 de enero de 2015

Extreme Makeover | 26-01-15

Creo que sé porque odio tanto a las "rubias modelitos". Las sociedad las forma haciéndoles creer que son las dueñas del mundo solo por su apariencia. Se que estoy generalizando, pero pregunten a cualquier hombre si nunca de baboseó por una "rubia infartante". La sociedad nos hace creer que las rubias se divierten mas, que se quedan con el chico bueno, etc. ¿Quién iba a pensar, que con 26 - casi 27- años me iba a sentir de esta manera? Cuál adolescente que se ve horrible en el espejo. Aunque me digan que soy hermosa, lo máximo que logro cuando estoy frente al espejo es "si, que se yo, estoy lindita". Y si me visto bien, con algo sexy o que llame la atención no paro de sentir que estoy disfrazada, que estoy tratando de ser algo que no soy. Una amiga me dijo hace poco "tenes toda la facha mujer", y me sentí muy mal, porque no veía lo mismo que ella. 
No se trata de las rubias, no se trata de ellas. Quizás es un poco de envidia de no poder caminar con la frente en alto y pisar como si fuera la dueña de cada maldita baldosa. Y para que no se mal entienda, no me las agarro con todas las rubias del universo, sino con el cliché mundialmente aceptado como sexy y hermoso.
En fin. Las circunstancias, palabras amigas y consejeras trajeron todas el mismo mensaje: "Uno vive como quiere." "Te tenes que quererte y valorarte para que las cosas cambien." De a poco estos mensajes se fueron metiendo en mi cabeza y en mi corazón. Cuesta mucho, no saben lo difícil que es mirarme en el espejo y decir "Te amo". Decirte "eres perfecta, tal como eres" y que las lágrimas no se escapen hacía todos los rincones.

Este es mi Extreme Makeover. No pienso operarme ni teñirme de blonda. Solamente me voy a parar firme, voy a mirarme en el espejo cada mañana, y aunque implique algunas lágrimas lo voy a repetir: "Eugenia, te amo. Eres perfecta tal como eres. Dios te hizo a su imagen y semejanza. No estas sola. Eres fuerte y triunfadora." Este va a ser mi primer paso. Quiero que me acompañen. Seguro algunos días lloraré por horas, pero sé que en algún punto las lagrimas van a cesar, porque siempre hay que pasar por un gusano feo para ver una mariposa hermosa volar.



Si ella puede, yo también!

/* cookies */